Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


companias:aventuras_ad

Aventuras AD

Aventuras AD fue una compañía de videojuegos española ubicada en Valencia y dedicada exclusivamente a la producción de aventuras conversacionales. Fue la única compañía profesional dedicada en exclusiva a este género y una de las más representativas de la llamada edad de oro del software español, en los 80. Además de la producción de aventuras, tradujeron al castellano el parser PAWS, lo cual, junto a la convocatoria del Concurso de aventuras de MicroHobby y la creación del Club de Aventuras AD contribuyó enormemente a la difusión del género en España y a la creación de cientos de aventuras no profesionales.

La compañía surgió de una primera aventura creada por Andrés Samudio y Carlos Marqués con The Quill: La Diosa de Cozumel. Andrés Samudio envió su aventura a Dinamic para su distribución (bajo el sello de Samusoft). Sin embargo Dinamic estaba buscando fortalecer su división de aventuras conversacionales con un equipo de autores dedicados en exclusiva como Fabián Escalante, Nicolás Lecuona, Pedro José Rodríguez Larrañaga, y finalmente se pusieron de acuerdo con Samudio para crear una compañía filial independiente dedicada a las aventuras. Samudio compró la marca AD a Dinamic y registró la nueva compañía con el nombre de Aventuras AD S.A., alquiló oficinas y amplió el personal buscando programadores y grafistas propios y asumiendo los gastos de producción de las futuras aventuras, dejando a Dinamic y a Dro Soft (la discográfica distribuidora de Dinamic) tan solo el compromiso de comercializar un determinado número de aventuras de la nueva compañía al año. Los siguientes en incorporarse fueron Manolo González y Juan Antonio Darder, ambos como programadores, aunque el segundo pasó a dedicarse al trabajo de grafista tras mostrar su trabajo in situ. Posteriormente se incorporaría como grafista Paco Zarco y como programador (reemplazando a Manolo González) Juan Manuel Medina). Otros grafistas e ilustradores fueron contratados puntualmente en algunas aventuras. Los primeros accionistas de la compañía fueron los propios programadores. En un principio la idea de Andrés Samudio era que la compañía estuviera abierta a la colaboración de otros programadores y grafistas en calidad de free-lances.

Primeros proyectos

Entre los primeros proyectos de la nueva compañía estaba una versión propia de La Aventura Original y la aventura La Diosa de Cozumel. Además Andrés Samudio cita en una entrevista como futuro proyecto Carvalho (aventura que finalmente publicaría Dinamic independientemente de Aventuras AD). En la misma entrevista habla de una parodia de Indiana Jones titulada En busca del Arpa Perdida y otra de Don Quijote, como futuros proyectos (que finalmente nunca verían la luz). También desde el principio se planteó el proyecto de traducir y comercializar el parser PAWS en castellano. Al parecer una de los primeros trabajos emprendidos por AD fue la conversión a Atari ST de algunas aventuras de Dinamic como Don Quijote o Carvalho

La primera aventura escrita por Andrés Samudio (La Diosa de Cozumel) fue originariamente programada con The Quill, que es como se envió a Dinamic. Sin embargo, tras el acuerdo entre Dinamic y Andrés Samudio para crear la filial dedicada a las aventuras, éste viajó a Gales donde se entrevistó con Tim Gilberts (creador del PAWS), quien les convenció para programar un parser exclusivo para AD (el DAAD, acrónimo de Diseñador de Aventuras AD) que permitiese la conversión de las aventuras a los distintos modelos de ordenador existentes en el mercado. Fue así como Gilberts fue contratado por Aventuras AD durante el siguiente año para desarrollar la herramienta de programación y enseñar al equipo de AD a manejarla. El precio del DAAD fue de más de dos millones y medio de pesetas, y gracias a él el equipo de AD esperaba publicar una media de diez aventuras por año.

Además de la creación de aventuras propias otro de los frentes importantes abiertos por AD para la difusión del género en España fue la traducción al español del ya citado PAWS. El PAWS, programado por Tim Gilberts, era una entorno de programación de aventuras sencillo para Spectrum, muy popular en Gran Bretaña. Gracias a la colaboración de Andrés Samudio con la revista MicroHobby, el nuevo parser gozó de una aceptación inmediata y provocó un verdadero boom de autores y compañías amateur. La propia Aventuras AD publicó a través de MicroHobby una versión mejorada de la aventura de muestra del PAWS titulada Supervivencia (El Firfurcio) Todo ello fue además incentivado con la convocatoria de un concurso de aventuras a nivel nacional, en el que se llegaron a recibir más de 100 creaciones.

Las críticas de las revistas especializadas fueron entusiastas, destacándose siempre la profesionalidad de la compañía y la diferencia de calidad entre sus aventuras y las precedentes del mercado español. A pesar de todo ello la respuesta del público no pareció estar a la altura y, con la excepción de La Aventura Original, ninguno de los programas de AD apareció en las listas de los más vendidos. Se preparó una traducción al inglés de Cozumel, que no llegó a ser distribuida (aunque la caja de la edición española contenía capturas de pantalla de la versión inglesa). También se llegó a distribuir una versión de La Aventura Espacial en Portugal con instrucciones en portugués.

A pesar de las buenas críticas recibidas por las revistas especializadas, la compañía nunca llegó a producir beneficios. Los costes del DAAD, una respuesta del público menor de la que se esperaba, y problemas de organización interna, acabaron por determinar el cierre de la misma. Manolo González abandonó la compañía dejando a la mitad varias aventuras por desacuerdos sobre los pagos. Uno de los programadores que le sustituyó (Juan Luis Cervera) también abandonó por los mismos motivos, y finalmente fue Juan Manuel Medina el que se hizo cargo de la programación, asumiendo las dificultades económicas de la empresa. La última aventura publicada, Chichen Itzá, lo hizo incluso después de haberse anunciado en varias ocasiones que no iba a llegar a ver la luz. Algunos rumores apuntaban a la posibilidad de un reciclaje de AD en compañía de Aventuras gráficas del estilo de Lucas Film (entonces muy de moda), pero se trataba tan solo de especulaciones de aficionados. Entre los proyectos que quedaron inconclusos cabe destacar la segunda parte de La Aventura Original, que contaba con un guión ya completo y algunos gráficos.

Aventuras y herramientas creadas por AD

Aventuras publicadas

Herramientas para la creación de aventuras

1988 PAWS en castellano.

1988 DAAD: no publicado. Fue puesto a la venta tras el cierre de la compañía al precio de un millón de pesetas, sin llegar a ser vendido. Finalmente se regaló una versión reducida a los ganadores del concurso de MicroHobby. Recientemente vió la luz el programa completo y ha sido utilizado por el grupo de programación ESP Soft para realizar aventuras conversacionales

Proyectos inconclusos

En Busca del Arpa Perdida: idea para una parodia de Indiana Jones, no desarrollada. Parodia de Don Quijote: no desarrollada. En lo Profundo: aventura que transcurriría en el interior del cuerpo humano, no desarrollada. Aventura Original 2: con guión de Juan José Muñoz Falcó, llegó a contar con algunos gráficos de Paco Zarco.

El Equipo de Aventuras AD.

Director y guionista:

  • Andrés Samudio

Programadores:

  • Manuel González Martínez
  • Juan Manuel Medina
  • Juan Luis Cervera

Grafistas:

  • Carlos Marqués
  • Juan Antonio Darder
  • José Luis Masmano
  • Paco Zarco

Ilustradores

  • Luis Royo
  • Fernando Carrión
  • Vicente Misas

Colaboradores:

  • Tim Gilberts
  • Eva Samitier
  • Juan José Muñoz Falcó

Controversia sobre el nombre de Aventuras AD

El nombre de Aventuras Dinamic se utilizó por primera vez en el juego Don Quijote y siguió utilizándose en el resto de aventuras de Dinamic. Cuando Andrés Samudio decidió crear su propia compañía de aventuras y se puso de acuerdo con Dinamic para que ellos se hicieran cargo de la distribución, se decidió seguir utilizando la marca Aventuras Dinamic, que es la que sigue apareciendo en La Aventura Original. A partir de la siguiente aventura de Aventuras AD (Jabato), se estableció definitivamente el nombre de Aventuras AD, como compañía independiente dedicada en exclusiva a la producción de aventuras y distribuidas por Dinamic.

This website uses cookies for visitor traffic analysis. By using the website, you agree with storing the cookies on your computer.More information
companias/aventuras_ad.txt · Última modificación: 2017/05/21 18:18 (editor externo)